Interés General

Libertad de prensa es libertad de los pueblos. Opina Saúl Piña


El 3 de junio de 1829 se sancionaba la primera ley sobre libertad de prensa en nuestro país.
La libertad de prensa ha sido y es un principio sostenido como apoyo a todas las demás libertades, al punto de que la prensa es considerada como “el cuarto poder”, y en los estados modernos es un factor indiscutible de asentamiento de la democracia, ya que permite que la ciudadanía, que sigue siendo el verdadero soberano de la nación, pueda acceder a todos los carriles informativos, sin trabas o filtros por parte de los gobernantes.


Los problemas de la prensa en América Latina y el Caribe son complejos, como directo reflejo de la realidad política y social del continente. La fisonomía de los gobiernos de muy distinta naturaleza, que registran las naciones, influye en la situación de los medios informativos. Democracia, autoritarismo y totalitarismo encuentran expresión gubernativa en un hemisferio cargado de tensiones.

De todos modos el tema de la libertad de prensa es un azote que se registra en muchos países del mundo, incluso en aquellos donde se supone que la democracia impera, en función de elecciones libres.

En el pasado año 2020 fueron asesinados 50 periodistas, en países cuya mayoría no están en guerra y 400 periodistas están encarcelados, según la información trascendida esta semana, por parte de la organización Reporteros sin Fronteras. La cifra se mantiene estable con respecto al año 2019, donde fueron muertos 53 periodistas.

Según esta organización, en 10 años han sido asesinados 937 periodistas. Si bien muchos perdieron la vida cubriendo enfrentamientos bélicos en Siria, Yemen, Irak o Afganistán y otros países donde se registran guerras, el 69% murieron en países donde reina la paz. México es el país donde fueron asesinados 8 reporteros.

Lo siguen India con 4, Paquistán con 4, Filipinas y Honduras con 3.De todos modos existen presiones contra los medios de información y persecuciones de periodistas, lo que viene ocurriendo en Venezuela, donde el régimen ha clausurado varios medios
de información, apoderándose de los edificios y equipos. En América Latina existen varios países donde la presión del gobierno se expresa con la limitación de los avisos oficiales, como sistema de condicionar la opinión, lo que en definitiva es limitar la libertad de expresión de los medios informativos.

En estos tiempos debiera verse valorado y respetado la función de los medios de información, que tienen el deber de servir a la civilización, con el recurso de difundir, explicar, opinar y formular observaciones honradas y con cristalina verdad, de los problemas de la convivencia y de la actuación de los gobiernos.

Los medios de información en este Uruguay, han sido pieza fundamental en la recuperación de los valores cívicos y el periodista sigue siendo, protagonista lúcido, en el sistema democrático que hoy gozamos los ciudadanos de este país El periodismo es una manera de ejercitar la libertad, como herramienta de trabajo y no solo como derecho vivido pasivamente.

Los auspiciantes posibilitan que el servicio informativo de DURAZNO DIGITAL sea gratuito. Ahora tú también puedes contribuir a mantenerlo. Consulta cómo DONAR Aquí.


Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente


Con la tecnología de Blogger.