Actualidad

Acto patrio en Villa del Carmen: palabras del Prof. Marcos González


Público presente, Autoridades en General, nos encontramos reunidos, recordando el 191 año de la Jura de nuestra Primera Constitución la de 1830 la que nos conducía al camino de un Estado Libre, Soberano e Independiente pero también la que nos llevaba a la separación de poderes de una República naciente.

Para lo Legal, para lo formal el Acontecimiento Histórico de mayor trascendencia y de profunda significación porque desde ese día se concierte nuestro Territorio en una República regida por una Constitución y a la salvaguarda de cualquier poder tirano externo. 

Fue la Gran cosecha de los que lucharon he iniciaron la Revolución en 1811, aunque no consolidó los principios que estos perseguían de un Estado Federal y con igualdad, si consagro el Territorio como una CIUDAD- Estado al estilo Greco –Romano donde la Supremacía se reservaba a Montevideo en las decisiones. 

De los Rasgos que hoy debemos de enorgullecernos La consagración de los derechos Personales, la distribución de poderes, las garantías a su funcionamiento, que estuvo por encima de los caudillos y luego de los partidos políticos al servicio de los ciudadanos del hoy Uruguay. 


Palabras del Prof.  Marcos González Báez, en la localidad duraznense, en oportunidad de un nuevo aniversario de la Jura de la Constitución. 

De las cosas que la Historia de casi 200 años nos ha ido acercando y estar a la vanguardia de los Estados Democráticos y Republicanos de elite, en un Uruguay Incipiente que no otorgaba derechos a ciudadanos analfabetos ni a los peones jornaleros, en una sociedad cuyo índice de alfabetización era bajo y el porcentaje de peones alto. Aquel Uruguay incipiente tenía una población de 74000 habitantes donde 14 mil Vivian en Montevideo y 60.000 divididos en una veintena de pueblos...Existía una escasa urbanización y un muy bajo índice de instrucción pública, había unas 14 escuelas en todo el país. 

Castellanos nos decía: En ese momento, el país poseía una única fuente de riqueza: la ganadería mayor, practicada por los mismos métodos rudimentarios que en la época colonial. Los años de paz entre 1828 y 1830 permitieron una recuperación, que posibilitó el resurgimiento de la única industria manufacturera: la salazón de cueros y carnes, y la curtiembre. En la Capital, el mismo Montevideo que abraza y representa la supremacía en el Poder Legislativo hoy en día ...vivían los sectores más ricos, dedicados sobre todo al comercio y a la política y un escaso sector de clase media profesional y artesanal; en la campaña vivían pequeños propietarios en los alrededores de las villas y pueblos, y una mayor población campesina de arrendatarios y tenedores de tierras, peones, changadores y gentes varias sin ocupación ni oficio. 

Una vez ratificada la Convención Preliminar de Paz (4 de octubre de 1828) por los Gobiernos de las Provincias Unidas (actual Argentina) y Brasil, se realizaron las elecciones para designar a los Representantes que habrían de gobernar el territorio oriental y al mismo tiempo redactar la Constitución política del nuevo Estado. 

El 22 de noviembre de 1828, integrada con 28 miembros, la Asamblea General Constituyente y Legislativa del Estado se instaló en la villa de San José. Tuvo que enfrentar dos grandes problemas: uno relativo a la organización y administración del nuevo Estado, debido a las urgencias que presentaba una realidad institucional en la que casi todo estaba por hacer, y otro, las rivalidades personales de los dos caudillos que buscaban obtener el predominio en la asamblea para volcarlas a su favor. Aún no existían los partidos políticos, sino grupos de personas que seguían a Rivera o Lavalleja, ambos con importantes méritos personales en las guerras de la independencia por lo que aspiraban al mando supremo del nuevo Estado (Nahum, 1998). 

La Asamblea comenzó a tratar el proyecto el 6 de mayo de 1829 y lo aprobó el 10 de setiembre. Como la Convención Preliminar de Paz requería la aprobación de la Constitución por los gobiernos vecinos, Santiago Vázquez fue enviado a Buenos Aires y Nicolás Herrera a Río de Janeiro con el proyecto constitucional. Ambos gobiernos reconocieron que no existían cláusulas que los perjudicaran y la aprobaron en Río el 26 de mayo de 1830, liberando así el camino para su Jura por la población oriental (Nahum, 1998). 

Tantos años han pasado y el deseo de llegar a los 200 años de su Jura con un Uruguay igualitario, en oportunidades para todos y cada uno. Que el nacer en cualquier rincón del Interior no sea la diferencia, Que nuestra Carta Magna en los Artículos 88 y 94 sea el reflejo de la ecuanimidad he igualdad entre todos en el Territorio que la única diferencia no se vuelque a una sola ciudad. La Historiografía y el Poder político uruguayo deberán poner las cosas en su lugar y el, Sí Prometo, Si Juro en mi Constitución debe ser cada 18 de Julio porque es el Compromiso con nuestra Constitución, a la cual debemos respetar y reverenciar, dentro o fuera del Territorio. 

Hoy a 191 años de aquella gesta Legal Histórica, tenemos el Orgullo como uruguayo, descendientes de los Orientales de 1811, de decir que mi Constitución antecedió a los Partidos Políticos y está por encima de cualquiera aparato o deseo de poder personal que no sea el derecho de cada uno de los hoy uruguayos. Mis respetos a nuestros Constituyentes que soñaron y forjaron este Estado. 

Viva la Gloriosa República Oriental del Uruguay. 


Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente


Con la tecnología de Blogger.