24Siete / Podcast del jueves 18


El Parlamento aprobó la Ley para distribuir a socios y funcionarios de Casa de Galicia

0

El Parlamento aprobó este martes la Ley que distribuye que a socios y trabajadores de la mutualista Casa de Galicia entre otros prestadores de salud.


En la Cámara de Senadores, fueron 25 votos de 26 al texto general de la Ley. Sergio Botana, senador del Partido Nacional, no votó. En la Cámara de Representantes fueron 90 en 91 votos, César Vega no votó. Gustavo Zubía se retiró de sala.

El diputado por el Partido Colorado presentó una moción modificatoria, pero no se la aceptaron por su vínculo con la mutualista (es socio) y se retiró de sala.

"Les parece que nosotros podemos votar así, a la ligera, en una decisión que en lo jurídico nos enfrenta al Poder Judicial, que va contra toda esta historia asistencial, contra estos niveles de calidad, que pone en riesgo y en dificultades a los usuarios, que se olvida de una historia que no es chica, que viene desde 1917", argumentó Botana en el Parlamento y añadió: "Pero además, en una reestructura que es absolutamente viable y que al Estado uruguayo le va a costar diez veces menos, que lo que le va a costar esta solución que se está inventando".

A la prensa, el senador dijo que "ha habido claramente un recorte a las libertades de los usuarios" y que perderán beneficios.

La Ley faculta al Poder Ejecutivo a elaborar una lista de prestadores de salud que podrán recibir socios y funcionarios de la mutualista cerrada por decisión judicial a fines de 2021.

El senador del Partido Nacional Gustavo Penadés, explicó que la normativa garantiza "la calidad de la salud que reciben los usuarios" y a los trabajadores médicos y no médicos la posibilidad de ser absorbidos.

"El hospital tradicional ubicado en la calle Millán va a seguir siendo una institución de salud", añadió Penadés, quien dijo que en el proceso de licitación que surja no se podrá presentar otro destino que no sea ese y se faculta a ASSE a poder presentarse en esa licitación.

Los socios de Casa de Galicia serán distribuidos entre esas instituciones, entre las que se incluye como posible destino la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE).

Una vez que los socios tengan asignada una nueva mutualista - o ASSE - tendrán 30 días para cambiarse a otra institución, siempre dentro de la lista confeccionada por el gobierno para recibir usuarios de Casa de Galicia.

Pasado este plazo de un mes, haya o no elegido un prestador de salud dentro de la lista establecida, los usuarios deberán permanecer en la nueva institución al menos por dos años. Culminado ese plazo “podrán elegir libremente” pasar a otro prestador de salud, dice el proyecto de ley.

TRABAJADORES

En cuanto a los trabajadores de Casa de Galicia, la Ley establece que serán distribuidos entre los prestadores de salud (mutualistas o ASSE) que reciban socios de Casa de Galicia.

La votación contó con el apoyo del Frente Amplio. El senador Daniel Olesker dijo que el proyecto inicial se transformó en un texto que le da a los trabajadores "muchas garantías".

Los trabajadores pasarán a la nueva institución en una cantidad relacionada con el número de socios que absorba ese prestador de salud.

La Ley reconoce que no todos los funcionarios de Casa de Galicia conseguirán un puesto de trabajo en la nueva mutualista, y por eso se establece un seguro de paro especial para ellos.

Culminado ese período de seguro de paro especial, tendrán el seguro de paro común y pasarán a integrar una bolsa de trabajo.

Los prestadores de salud que necesiten contratar personal deberán entonces consultar esa bolsa de trabajo para tomar de allí los funcionarios que precise.

Fuente: Subrayado

INICIO


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios