24Siete / Podcast del sábado 2 de julio.


Irrazábal dijo en la Cámara de Representantes que Villa del Carmen fue declarada Ciudad del Carmen

0
Representante Nacional, Miguel Irrazábal.-

Este martes 7 de junio, a la hora 16.00, se reunió en Montevideo la Cámara de Representantes. En la oportunidad, el Lic. Miguel Irrazábal hizo un extenso discurso sobre Villa del Carmen, que desde la fecha, según el orador, "fue declarada Ciudad del Carmen". "A dos años de cumplir 150 años no dudamos en afirmar que esta ciudad se orienta por el mejor rumbo de paz, progreso y felicidad", agregó el diputado de Durazno, que recordó que el pedido original es autoría del Senador Juan Straneo.



Textual

Cuando en 1974 el “Pueblo Nuestra Señora del Carmen” cumplía 100 años, Luisito Anchieri Pérez, recordado docente de la localidad, escribía un opúsculo sobre sus orígenes y su fundación en la 4ª. Sección del departamento de Durazno. Explicaba como límites el Arroyo Tomás Cuadra, el Pantanoso, las nacientes del Salinas y una línea que bajaba del curso del Maestre Campo hasta la confluencia con el Yí.

Parajes y lugares que hoy conservan la misma belleza espiritual y física de su primera marcación en 1781.

Allí el reconocido historiador duraznense Oscar Padrón Favre, nos indica que pasarían muchos años hasta que Pedro Francisco Sastre, pulpero de la región, con casa, campo y comercio establecido en el paraje consolidara su idea fundacional.

Un hombre honesto y trabajador a quien las guerras de la patria le consumieron las haciendas, la delincuencia robó sus dineros y la confianza en los hombres hizo el resto, falleciendo solo y pobre en aquel Durazno de 1878.

Ya en 1870 había escriturado los terrenos de Burguez y la sucesión de los Morales. Mediante sociedad con quien fuera Intendente de Durazno, Otto Schultze comenzaron con los petitorios para su fundación mediante nota a la Cámara de Senadores el 12 de Mayo de 1873.

Siendo aprobada la misma se encomienda al Ingeniero Civil Lorenzo Biskgunfields la delineación del pueblo “Nuestra Señora del Carmen”, terminando la misma en Diciembre de 1873, con un plano de 39 chacras y 110 manzanas.

Enseguida comenzaron la venta que se extendió hasta el 78, pero ya nominaban las calles principales con sus nombres: Joaquín Suarez, Manuel Oribe, Venancio Flores, Igualdad, Independencia, Integridad, entre otros.

En marzo de 1874 Schultze presenta al gobierno un pedido para la construcción de una escuela pública donando los ladrillos y el solar. A esta misiva el Gobierno de Jose Ellauri el 10 de Junio de 1874 fecha que la localidad toma como fundacional el gobierno autoriza la creación del pueblo proyectado que se denominará “Nuestra señora del Carmen”.

Cuenta “El Carmense” de 1926 que ese día en el terreno destinado a la actual Plaza Pública fue adornado con astas donde lucía el Pabellón Nacional y el de infinidad de naciones incluso la “norte americana”. A este festival concurrió el vecindario de la campaña que fue obsequiado con sabrosos asados con cuero y un gran baile en casa de Sastre. El mismo que también dona graciosamente al Estado el área de terreno para Plaza, cementerio, Escuela, la Iglesia, Policía, Juzgado civil y las calles públicas.

El aporte de grandes hombre siempre forjaron su destino, con afán comunitario, de trabajo, de solidaridad. Pedro Francisco Davant, Teodoro Huober, Domingo Abella y Schultze colaboraron a su costo con la idea del Jefe Político de Durazno de la época, el Cnel. Nicomedes Castro, de concentrar en un solo punto céntrico, un edificio conjunto de la Comisaría, la Escuela y el Juzgado. 

Pero eran tiempos de penurias, de guerras entre hermanos. En el libro de Registro escolar de
junio del 1885 se puede leer “Estaban presentes 24 niños, faltando 11. Causa lastima ver tiritar
de frio a esas criaturas, pues parte del techo del salón no tiene paja, faltan vidrios a las
ventanillas y las puertas tiene no tienen vidriera. El frente del edificio es de barro, por dentro y
por fuera, se está derrumbando y si no se repara pronto quedara en ruinas…”

El Argos, periódico duraznense recoge una triste descripción de 1897 “en el pueblo del Carmen
humilde pueblecillo que se levanta cercado por una parte de ranchos mal construidos, con una
sola abertura hacia la parte donde sale el sol, techados de paja, con pedazos de ponchos viejos
y con las caras de lata de tarros de kerosene oxidados, que hasta el brillo le han quitado. Estas
tristes moradas son las habitaciones de morenas lavanderas...” “no entramos al centro pero
deduzco su aspecto general…”

De 1907 a 1930 el Carmen adquiere un crecimiento significativo, basado en el trabajo
agropecuario de sus habitantes. La Liga del Trabajo se crea en 1907 siendo el impulsor de
cambios significativos, de tecnificación y diversificación de la región. En 1908 fue elevado a la
categoría de pueblo, contaba con 1200 habitantes, sancionado por la Ley 3.305 del 4 de Julio.
En 1912 nace el Centro Recreativo Democrático por iniciativa de Pedro Sastre hijo, centro desde
entonces y hasta hoy de la actividad social, recreativa, cultural, política y bailable de la localidad.
En 1919 llegó a la localidad el Dr. Ricardo Schunk, que junto a la instalación de la Policlínica
Asistencial alcanzaron toda la vasta zona de influencia del Carmen, dirigiendo campañas de
vacunación contra el tifus, la viruela, siendo el referente en su área por más de 50 años.

En 1922 Andrés Faraut funda su viñedo y bodega, siendo su granja un modelo de escuela agrícola
y el motor de la localidad, comenzando a conocerse como “el pueblo del mejor pan y el mejor
vino”.

En 1944 finaliza la obra vial tan solicitada por los carmenses, la carretera que la une con Durazno,
permitiendo un flujo mayor de personas y un pasaje obligado para el Este del Departamento.
Junto al crecimiento agropecuario, la incipiente forestación y la producción de las Bodegas
Faraut nos encontramos con la instalación de instituciones bancarias, tiendas, hoteles,
pensiones y comercios, solidificando su cono urbano.

La enseñanza primaria, el liceo, el local de UTU, el aporte de la Iglesia Católica marcaron su
crecimiento y su camino. Y así, por la Ley 14.363 del 29 de abril de 1975 se la declara Villa, como
se la conoce desde entonces. 

Pero hoy, en esta Cámara se sella la declaración de Ciudad del Carmen.

Estos menguados trazos cronológicos de su historia no llegan a recoger las vivencias de sus
habitantes, sus historias y su cultura. Allí vive una población creciente, dominada por
plantaciones forestales, vitivinícolas, de explotación ganadera y de empresas de servicios agro
industriales, que inician una nueva era. El crecimiento de los centros de estudio, una sólida y
pujante Alcaldía plena de proyectos y concreciones, una casa de la cultura como cultor de su
arte, las bibliotecas, el deporte y sus plazas, los festivales y la fiesta de la vendimia, los planes
Mevir y Siav, en crecimiento constante, marcan un nuevo camino que impactan en una zona de
paz, de brazos abiertos y de concordia de sus habitantes.

A dos años de cumplir 150 años no dudamos en afirmar que esta ciudad se orienta por el mejor
rumbo de paz, progreso y felicidad.

Y cierro con las frases finales de Anchieri que desde 1974 profesaba: “Un pueblo como una
ciudad es la suma de muchos esfuerzos, Carmen, camino abierto a la esperanza, busca en ellos
su destino. Seres anónimos y hombres de acerada voluntad, con su amor al terruño y su fe de
que el trabajo es el rumbo cierto para llegar al éxito están, día a día, creando el futuro de la
comarca epónima”.

  VOLVER A LA PORTADA


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios