Actualidad

Cuando las buenas costumbres no son correspondidas: sucedió en Durazno

Foto: La Mañana

Es tradición en campaña dar una mano cuando alguien la pide, sin esperar nada a cambio. Es lo que se conoce como “gauchada”, que aún se conserva en zonas rurales y va perdiendo adeptos en la ciudad a raíz de la delincuencia. 

El caso fue así: el 1 de enero -2021- llegó un hombre a un establecimiento rural ubicado en jurisdicción de la 3era. (Carlos Reyles), pidió una changa y también un lugar para quedarse. La persona que estaba trabajando no dudó en contemplar su planteamiento.

Unas 24 horas después, quien a la postre se convirtió en la víctima, no volvió a ver al recién llegado, como tampoco los $111.000 que había en la casa que le abrió las puertas de par en par.

El hecho, que fue denunciado en la Comisaría 3era., puso a los policías tras las huellas del individuo. Fue buscado por caminos y rutas con el apoyo del Destacamento de Seguridad Rural y efectivos de las comisarías 2ª y 11ª. Tras el intenso rastrillaje fue ubicado y detenido.

Ante la Fiscalía duraznense reconoció los hechos, extremo que dio lugar a un acuerdo reparatorio. Este viernes 15 de enero Jefatura de Policía reveló a DURAZNO DIGITAL que el aludido fue formalizado por la presunta comisión de un delito de hurto.

Los auspiciantes posibilitan que el servicio informativo de DURAZNO DIGITAL sea gratuito. Ahora tú también puedes contribuir a mantenerlo. Consulta cómo DONAR Aquí.


Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente


Con la tecnología de Blogger.