Actualidad

Cazadores: policía de Durazno se tiró al agua y detuvo con sus manos una lancha


La  arriesgada zambullida no fue una acción aislada, sino parte de un trabajo en equipo que, por otra parte, requirió del conductor del drone policial su máxima habilidad para esquivar el intento de los cazadores de derribar la cámara que tras seguirlos finalmente posibilitó su aprehensión.

Jefatura de Policía indicó a DURAZNO DIGITAL que en horas de la tarde del domingo 16 de mayo se tomó conocimiento por parte de personal de la Brigada Departamental de Seguridad Rural, de la Jefatura de Policía de Flores, que en predios de esa jurisdicción se habían escuchado disparos de arma de fuego y que no eran ajenos al hecho hombres que circulaban en lancha por el río Yí.
 
Atento a lo expuesto, de forma inmediata personal de la Brigada Departamental de Seguridad Rural de la Jefatura de Durazno procedió a realizar un punto de observación. La fuente reveló al Portal de Noticias que "en el mismo los agentes desplegaron un drone, lo que permitió ver  una lancha con ocupantes".
 
"Los involucrados llevaban consigo bultos tapados con lonas, razón por la que, momentos después, los uniformados conjuntamente con personal de la Jefatura de Flores, procedieron  a desplazarse hasta el posible lugar de desembarco de los implicados", agregó la fuente.
 
Los agentes del orden llevaron a cabo la observación a través del drone y así ubicaron a los cazadores, en las costas del Yí, concretamente en los arenales Los Hornos, jurisdicción de la Comisaría 15ta.
 
Según Jefatura de Policía de Durazno las imágenes dejaron ver "cómo los masculinos apuntaban con arma de fuego al drone intentando dispararle, pero quien lo manejaba realizó exitosas maniobras evasivas".
 
Rápidamente la embarcación con los involucrados fue interceptada, más allá de que trataron de darse a la fuga. En ese marco, "uno de los agentes de la Brigada Departamental de Seguridad Rural de Durazno se arrojó al agua y detuvo  con sus manos la embarcación en el momento que emprendía la huida".
 
La Policía logró la detención de los implicados, los que fueron llevados a la costa, donde se procedió a su identificación. Se trata de dos personas mayores de edad.
 
Al realizar una inspección les fueron incautadas 4 piezas de ciervos muertos, dos armas de fuego (una escopeta y un rifle con mira telescópica y sus respectivas municiones), un foco, 5 armas blancas, lancha y motor y un bidón con combustible.
 
Lo sucedido fue puesto en conocimiento del Departamento de Control de Especies y Bioseguridad del Ministerio de Medio Ambiente, el que ordenó la incautación de la embarcación, armas de fuego e implementos utilizados para la cacería. 
 
Toda la información pasó a la Fiscalía de Durazno, en tanto la carne de ciervos fue entregada bajo recibo en el Bioparque Departamental “Washington Rodríguez Piquinela”.


 ¿Quieres compartir una vivencia, testimonio o noticia? WhatsApp o Telegram de DURAZNO DIGITAL 099 961 044  


Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente


Con la tecnología de Blogger.