UPM Durazno y autoridades habilitaron soluciones habitacionales para 3200 trabajadores

0

La  construcción de la futura planta de celulosa de UPM, incluyó la desafiante planificación de soluciones habitacionales para trabajadores en las localidades de la zona. 

En esta oportunidad, junto a las autoridades departamentales, el miércoles 21 de julio se presentaron los distintos predios de alojamientos situados dentro de Durazno, involucrando a las comunidades de Pueblo Centenario, Carlos Reyles y Pueblo Centenario. 

La instancia, que contó con la participación del intendente de Durazno Carmelo Vidalín, autoridades del departamento, entes del Estado y representantes de UPM, involucró una jornada de visitas por los diferentes predios construidos. 

Se trata de cinco predios, tres de ellos en la ciudad de Durazno (Moroni, Andresito y Martínez), uno en Pueblo Centenario y uno en Carlos Reyles, conformados por 67 bloques habitacionales, con capacidad total para albergar a 3200 trabajadores. 

El plan de soluciones habitacionales fue desarrollado en coordinación con MVOT, DINOT, DINAVI, OPP y la Intendencia de Durazno, con el objetivo de generar núcleos de convivencia reducidos, con impacto positivo en la desconcentración geográfica y de vivienda, así como mejor integración con las comunidades. 

Habitabilidad diseñada para el confort de los trabajadores 


En el marco de un plan de obras regionales que involucró una inversión superior a los 70 millones de dólares, se desarrolló el plan de soluciones habitacionales que permitió dotar de la infraestructura y servicios necesarios para alojar trabajadores en las distintas localidades. 

Asimismo, en la construcción e implementación de las soluciones modulares de estos predios, participaron empresas locales como Bamilir y Volfer Ingeniería. 

En los predios, cada bloque habitacional aloja hasta 12 personas en un espacio de 77 metros cuadrados, con cuatro dormitorios, 4 baños, living y comedor. 

Además, los sitios cuentan con servicios adecuados para recibir a los trabajadores, incluyendo el acceso a fibra óptica, tendido eléctrico, acceso a agua potable y saneamiento. 

Además, cuentan con espacios recreativos y de esparcimiento, como parrilleros, canchas deportivas y áreas comunes. Impacto local positivo y condiciones de desarrollo futuro para las comunidades. 

Mejoras en las comunidades


En las localidades mencionadas, el proyecto identificó oportunidades de mejoras en las comunidades: en Carlos Reyles se ejecutaron obras que permitieron extender la infraestructura sanitaria alcanzando a más de 400 personas.

También mejorar el tratamiento y vertido de aguas residuales generando un impacto ambiental positivo e implementar un sistema de potabilización adicional que incrementa sustancialmente el suministro de agua potable a la localidad a través de una planta de ósmosis inversa. 

De la misma manera, en la ciudad de Durazno, en conjunto con la Intendencia de Durazno y OSE se extendió 1.600 metros de saneamiento en el barrio Moroni para que cerca de 250 familias de la zona puedan conectarse a la infraestructura sanitaria. 

Estas soluciones habitacionales serán removidas una vez finalizada la construcción de la planta y las mejoras en infraestructura quedarán disponibles para el desarrollo de planes de vivienda permanentes según los planes del MVOT y la intendencia de Durazno. 

“Con estas inauguraciones estamos completando una etapa fundamental del proyecto, presentando una de las obras complementarias a la planta de celulosa más importantes. Estos módulos son una solución innovadora y eficiente que responde a la mejor integración de los trabajadores con las comunidades, y sientan las bases con infraestructura concreta para potenciales desarrollos futuros en materia de vivienda en cada localidad”, expresó Martín Torielli, gerente de Servicios Regionales de UPM. 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios