Programa AL-Invest Verde posiciona a Uruguay como polo de innovación regional

0

El titular del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), Omar Paganini, definió a AL-Invest Verde como un proyecto que puede situar a la región como líder de desarrollo sostenible. El plan propone utilizar la propiedad intelectual de manera efectiva, para contribuir al perfeccionamiento de un marco propicio en el Mercosur, a fin de estimular la innovación y facilitar el crecimiento sostenible y la creación de empleo.

Paganini abrió, este lunes 21 en Montevideo, la conferencia de inauguración de AL-Invest Verde Derechos de Propiedad Intelectual, acción orientada a visibilizar la importancia socioeconómica de la propiedad intelectual y los desafíos del crecimiento sostenible. 

AL-Invest Verde es un programa financiado por la Unión Europea, cuyo objetivo principal es promover el crecimiento sostenible y la creación de empleo en América Latina y apoyar así la transición hacia una economía baja en carbono, eficiente en recursos y circular.

La iniciativa propone utilizar la propiedad intelectual de manera efectiva para contribuir al perfeccionamiento de un marco propicio en la región, en particular, en los países del Mercosur, para estimular la innovación, facilitar el crecimiento sostenible y la creación de empleo y asegurar una participación internacional eficaz de sus actores económicos.

El Gobierno uruguayo, a través de la Dirección Nacional de Propiedad Industrial (DNPI), del MIEM, es una de las contrapartes asociadas al proyecto, al igual que las oficinas de Propiedad Intelectual del resto del Mercosur, Chile y otros países de la región. El MIEM, junto con la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional, también incidió en la instalación de AL-Invest Verde en Montevideo.

El jerarca expresó que esta administración se focalizó en la innovación para fomentar el desarrollo tecnológico y social y posicionar al país como polo regional. Agregó que, ante los desafíos del cambio climático y la sostenibilidad, esta temática es de especial relevancia.

También consideró que el cambio de la matriz energética en el país fue posible porque se adoptó de forma temprana tecnologías sostenibles, que permitieron que la energía eléctrica fuera renovable en un 97%.

Afirmó, además, que en el futuro el desarrollo de nuevas iniciativas de economía circular, sostenibilidad, hidrógeno verde, biotecnología aplicada a la mejora del impacto ambiental de las cadenas productivas y la tecnología digital estarán muy vinculadas a la propiedad intelectual.

Paganini recordó que el Gobierno lanzó recientemente el programa Uruguay Innovation Hub, una iniciativa público-privada interinstitucional que procura posicionar al país como ecosistema innovador en tres áreas: tecnología digital, biotecnología, y salud y tecnología verde.

En ese contexto, indicó que la tecnología y el conocimiento, como bienes intangibles, requieren un marco jurídico que aporte certezas y estabilidad. “El desarrollo de derechos sobre la propiedad intelectual es clave y estratégica”, explicó.

Paganini estuvo acompañado por el embajador de la delegación de la Unión Europea en Uruguay, Paolo Berizzi, y el representante de Cooperación Internacional de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea, Ignacio de Medrano.  IR A PORTADA 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios