Interés General

Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por Saúl Moisés Piña


La historia no es sólo un cúmulo de violencias, ni el recuerdo de cómo el hombre ha sido el mayor enemigo del hombre.

Hay otra historia muchas veces subterránea o forzada a lo episódico, pero también cierta; la historia de la esperanza, de lo progresivo, en la que el hombre va reconociendo la humanidad de otros, poniendo tolerancia y fraternidad hasta alcanzar un punto culminante que en lo humano adquiere vigencia universal.

El 10 de diciembre de 1948, tiempo donde el mundo había vencido el mito de la raza superior, derrotando un sistema que pretendía clasificar a los seres humanos; un grupo de naciones amantes de la paz, proclaman la “Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

Por primera vez un principio ético general aspira a regular el comportamiento del hombre frente al hombre. El Artículo 1ro. Establece: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y de conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”.

Han pasado 70 años de la Declaración del 48, y la gran interrogante que surge es: ¿qué ocurre aquí y en el mundo con los derechos y deberes fundamentales que ella proclama?. Es claro que no pocos gobiernos y personas han citado en forma reiterada la vigencia de la Declaración de los Derechos Humanos; pero también es notorio que muchos de estos mismos gobiernos siguen violando en forma impune el contenido de ese sagrado documento.

El texto establece los Derechos del Hombre, como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en esa, Declaración, promuevan mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades. La historia pasada y los hechos del presente, nos debe enseñar a no ser ingenuos; la historia de lo progresivo nos invita por su parte, a no desesperar. La pequeñez y la grandeza se mezclan en el espacio y en el tiempo, con los grandes males de la civilización, como la mentira, la ignorancia, la ambición; pero además la codicia, la arbitrariedad, la honradez, la sabiduría y la filantropía.

La gran esperanza de futuro es integrar a la humanidad, en una gran cadena fraterna y solidaria que sea eficaz garante de la dignidad del último de los hombres. La misión de nuestro tiempo y en este Uruguay, consiste en afianzar y hacer viable, el contenido de esa Declaración Universal de los Derechos Humanos, insistiendo en el derecho a la vida, a la seguridad, al trabajo digno; en la protección jurídica y la imparcialidad de la justicia

Debemos poner énfasis en el combate a la corrupción y al correcto manejo de los dineros públicos, combatiendo las miserias morales y fortaleciendo el idealismo. Todo ello parece a primera vista una especie de utopía, pero es tiempo de que veamos retroceder lo utópico en el ámbito de la ética, el derecho y la manera de hacer política, porque proclamamos nuestra voluntad de creer en la humanidad del hombre.

En la redacción de la Declaración del 48, Uruguay contribuyó, a través de voces tan eminentes como la del Dr. Justino Giménez de Aréchaga, por lo que se puede afirmar que más allá del tiempo y del espacio, este 70 aniversario por universal es también nuestro, tan nuestro que los derechos humanos fueron la base fundamental de la Confederación que Artigas soñó.

Es por eso que desde el Uruguay de siempre, toda violación a los derechos humanos y también a los humanos derechos, es traición a la historia del hombre entero sobre la Tierra, y es bueno que hoy se tenga en cuenta en estos “pagos”.

Tenemos el deber de afirmar y proteger los derechos en el ámbito nativo y también en toda la faz del globo ,dejando de lado las ideologías, ya que se trata de una honrosa y enaltecedora tradición nacional.

Es la expresión de la esencia liberal y democrática y del arraigado modo de vivir, porque así lo piensa y lo siente el Uruguay y el uruguayo. Es una tarea plena de gloria y un gran compromiso de todos.-





About duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.