Actualidad

Habrá "obradores grandes" en Durazno y Florida según representante del Grupo Vía Central

Foto: Gastón Britos

Se oficializó la firma del contrato para la construcción del Ferrocarril Central entre el consorcio y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas con el fin de realizar la «obra de mayor magnitud de Uruguay, según resaltó el ministro Víctor Rossi y respaldó Danilo Astori. 

A la espera de que llegue la noticia del acuerdo final entre el gobierno y UPM para la instalación de la segunda planta de la empresa en el país, la cual generará miles de puestos de empleo, el diario colega LA REPÚBLICA dialogó con el empresario y representante del Grupo Vía Central, Alejandro Ruibal, respecto a los puestos de trabajo que generará la construcción del Ferrocarril.

«Se firmó el contrato», ahora «estamos trabajando mucho en la parte de ingeniería, y arrancamos ya con las implantaciones», sostuvo. En cuanto a los inicios de la obra «estimo que los movimientos se van a ver sobre mediados de junio y ahí se verán las primeras contrataciones del personal», comentó.

Ruibal dijo que la construcción del Ferrocarril Central tendrá «un pico de 1500» puestos de trabajo, con obradores grandes en el interior del país. Las tareas que demandarán unos 36 meses implican la construcción y mantenimiento de 273 kilómetros de vías férreas entre el puerto de Montevideo y Paso de los Toros, así como la construcción «de dos terminales de ómnibus para la gente» detalló el empresario.

«Vamos a trabajar en distintos lugares la doble vía», detalló, indicando que habrá «un obrador por Durazno, otro en Florida y otro por el sur». Estos serán todos «obradores grandes». Además, teniendo en cuenta la cantidad de gente que demandará esta obra «inclusive tenemos que construir dos terminales de ómnibus para la gente», por lo que «estamos hablando en el pico de 1.500 personas» para trabajar en la construcción de esta obra de gran envergadura para el Uruguay.

Consultado respecto a la inversión del proyecto, Ruibal señaló que «son 1.100 millones de dólares». De los cuales «880 millones por el contrato de Participación Pública Privada (PPP), luego unos 100 millones de dólares por contrato de obras complementarias» que son obras que se licitaron por obra pública las cuales no están dentro del contrato PPP, y luego hay distintos gastos de mantenimiento y otros gastos que se van a intercalar en el proyecto».

Sobre la financiación del proyecto, este contrato PPP tiene un financiamiento estructural conformado con un préstamo del BID (Banco Interamericano de Desarrollo), de CAFAM «que es el fondo que se creó con CAF y las AFAPs, un préstamos de CAF y también algunos bancos privados».

Posteriormente está el capital que tienen que poner cada una de las empresas que conforman el consorcio Grupo Vía Central para llegar a esos 1.100 millones que demandará la construcción del Ferrocarril Central.

«La relación con el sindicato es ordenada»

Volviendo al trabajo y la forma en la que el mismo se llevará a cabo, Ruibal fue consultado respecto a si hay algún tipo de acuerdo con la central sindical, con el PIT CNT, teniendo en cuenta que hay una preocupación por las ocupaciones en los lugares de trabajo por parte de empresarios. Ante la pregunta, el empresario señaló que «la industria de la construcción tiene su convenio, tiene su forma de trabajar, particularmente nosotros trabajamos hace 50 años en el país, estamos acostumbrados a trabajar con el sindicato y tenemos una buena relación». Dicho esto señaló que «damos por descontado que vamos a tener la colaboración de los trabajadores».

Sobre si hay un acuerdo por control de conflictos, ante trascendidos al respecto, Ruibal negó esta posibilidad: «No, porque no hicimos ninguna negociación por este proyecto, recién estamos firmando el contrato. Vamos a trabajar en el marco del acuerdo que tenemos. No se piensa trabajar en un protocolo específico, no veo porque, es un país ordenado y las relaciones con el sindicato es muy ordenado».

Detalles de la obra que cambiará la competitividad

El proyecto que apunta a la construcción del Ferrocarril Central implica la construcción de 273 kilómetros de vías entre Paso de los Toros y Montevideo, un tramo doble inicial de 26 kilómetros, una docena de carriles secundarios para cruces de trenes, un acceso industrial y la edificación de más de 40 puentes, además de la creación de terminales de ómnibus.

El proyecto requerirá una inversión cercana a los 1.100 millones de dólares, los cuales serán financiados por préstamos del BID, CAFAM, CAF, algunos bancos privados, además del capital de los empresarios que componen el consorcio Grupo Vía Central.

Con la vuelta de este medio de trasporte, después de varias décadas que se abandonó «Estamos recuperando un aporte esencial para mejorar los niveles de competitividad dada la incidencia y la importancia de este aspecto en el resultado global de la actividad productiva», dijo el Ministro de Economía Danilo Astori.

En cuanto a las habilitaciones, las mismas se van concediendo de manera gradual, según las etapas que se van abordando, y «hasta ahora hemos venido teniendo las habilitaciones de acuerdo a la fase en que estamos», explicó Víctor Rossi, quien afirmó tener las autorizaciones de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA).

Fuente: La República







About duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.