Gobierno promueve coordinación institucional para evitar trabajo infantil

0

El presidente del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU), Pablo Abdala, anunció que se ampliará el cuerpo inspectivo que actúa ante denuncias de trabajo infantil y para el cumplimiento de los permisos laborales de adolescentes. 

El titular de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, adelantó que en el primer semestre de 2022 el Instituto Nacional de Estadística actualizará las cifras en la materia.

En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se conmemora el sábado 12, el Comité Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (CETI) organizó, este viernes 11 en la sede del INAU, una jornada en cuya apertura participó el titular del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Martín Lema. También asistieron el presidente del Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, el director nacional de Educación del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), Gonzalo Baroni, y la directora del Área Programática de Salud de la Niñez del Ministerio de Salud Pública (MSP), Alicia Fernández.

El CETI, creado por el decreto del Poder Ejecutivo n.º 367/00, adquirió carácter permanente bajo la presidencia del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y la Secretaría Técnica del INAU. Está integrado, además, por el MSP, el MEC, el Mides, la ANEP, el PIT-CNT, la Cámara de Comercio y Servicios del Uruguay, la de Industrias y la Asociación Nacional de Organizaciones No Gubernamentales Orientadas al Desarrollo (Anong). Entre sus cometidos, se encuentran los de asesorar, coordinar y proponer políticas y programas tendientes a la eliminación del trabajo infantil.

Mieres informó, en una rueda de prensa, que el ministerio que conduce trabaja en conjunto con el INAU, debido a que en las inspecciones que realiza la cartera se constatan violaciones a la normativa referida al trabajo infantil. Reconoció la carencia de estadísticas actualizadas, ya que las disponibles se remontan a 2010. Estas alertaban de que unos 60.000 niños trabajaban de manera ilegal.  Ante ello, anunció que, luego del diálogo con las autoridades del Instituto Nacional de Estadística (INE), esto se realizará en el primer semestre de 2022.

El jerarca planteó que, por motivo de la pandemia de COVID-19, que provocó un deterioro en la situación laboral, es altamente probable que el impacto diferencial constatado en mujeres también alcance a otros grupos vulnerables, como jóvenes y niños. También recordó que en el Operativo Verano de este año se detectó que había menores que trabajaban sin registro. En estos casos, el Estado sanciona al empleador y se deriva la información al INAU, para que adopte las medidas correspondientes, indicó.

“Aquí hay dos cosas relevantes a impulsar: una es la coordinación entre las distintas organizaciones del Estado, como el INAU, el Mides y el MTSS, y otra, una fuerte campaña cultural para que el trabajo infantil no esté naturalizado, es decir, que no tienda a justificarse, sino que se entienda que es algo que no debe ocurrir”, reflexionó. En 2020 el INAU otorgó un total de 1.334 permisos de trabajo a menores, 630 en Montevideo y 704 en el interior. Se realizaron 1.345 inspecciones y se denunciaron 23 irregularidades, 6 en la capital del país y 17 en el interior, mencionó.

Abdala afirmó que está prohibido que los menores de 15 años trabajen y que no se admiten excepciones, salvo en participaciones marginales en obras de teatro o contenidos audiovisuales. A partir de esa edad, si se trata de trabajo decente y se aseguran determinadas condiciones, como la salud física y mental de los adolescentes, no solo está permitido, sino que se fomenta, en el sentido de que se estimula el hábito de trabajo, analizó. Anticipó que este viernes 11 el INAU suscribirá un convenio con la Intendencia de Florida que prevé un mecanismo de becas laborales para jóvenes de aquella institución. Se mantienen acuerdos de este tipo con 10 Gobiernos departamentales y se pretende ampliarlo a los 19, dijo.

A los adolescentes se les otorga un carné que se gestiona en la Inspección de Trabajo Infantil, sita en Daniel Fernández Crespo y Paysandú, en Montevideo, al que debe adjuntarse un certificado de salud, la autorización de los padres, la de la empresa, comercio o establecimiento, en la que especificará que le ofreció un trabajo con determinadas condiciones: jornada laboral máxima de 6 horas y descanso intermedio obligatorio de 30 minutos, lo que será luego controlado por el INAU.

Abdala adelantó que se convocará a un llamado para incrementar el cuerpo inspectivo del organismo, de 7 a 12 funcionarios. Dijo que la Inspección de Trabajo Infantil actúa en coordinación con la Inspección del Trabajo del ministerio, según las denuncias recibidas, y que, además, realiza el seguimiento de los permisos otorgados y participa en tareas de sensibilización.

Añadió que las reglas deben cumplirse y que se debe mejorar la gestión para prevenir el trabajo infantil. Explicó que Uruguay ratificó los convenios 138 y 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que el artículo 54 de la Constitución de la República protege a los niños en relación al trabajo y que el Código de la Niñez es muy claro al respecto.

En tanto, Lema remarcó: “En tiempos de situaciones sociales complejas, como los que se viven, tenemos que levantar la guardia para evitar cualquier tipo de ilegalidad y apostar al derecho de niños, niñas y adolescentes, y así evitar y prevenir el trabajo infantil”.

 Envía tu noticia: WhatsApp 099 961 044  


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios