Actualidad

Realojos permitieron que 2000 personas menos fueran desplazadas por el Yí


A  partir de la política de realojos de zonas inundables y la construcción de 400 viviendas, esta vez hay 2.000 personas desplazadas menos de sus hogares en la ciudad de Durazno que en inundaciones anteriores, destacó este martes 15 el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, en su recorrida por el área. En estos momentos hay 1.400 personas evacuadas, que cuentan con atención de salud, seguridad y alimentación.

“Vinimos a Durazno a participar de la reunión por las inundaciones con la disposición de las organizaciones nacionales de apoyar al departamento y para transmitir la preocupación del presidente (Tabaré Vázquez), quien me solicitó que visitara el lugar y tomara nota de la situación”, señaló Roballo, quien llegó al lugar junto con el director del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), Fernando Traversa.

En el encuentro participaron también el director nacional de Aguas del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Daniel Greif, el intendente de Durazno, Lic. Carmelo Vidalín, e integrantes del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) de Durazno.

Roballo informó a la prensa que la situación del desborde del río Yi se estabilizó, aunque se monitorea hora a hora. Alabó la capacidad de trabajo del Sistema de Emergencias de Durazno, que tiene una amplia experiencia en la materia.

“El tema seguridad está bien cubierto, como lo demuestra el hecho de que no ha habido ni incidentes ni denuncias respecto de las viviendas de las personas desplazadas”, destacó.

Añadió que en los lugares donde las familias se alojan, particularmente los tres campamentos montados, la convivencia es un factor trabajado con rondas sanitarias, cobertura alimenticia y actividades de recreación, en especial para los niños y adolescentes.



Realojos


“A partir de la política que el Gobierno nacional implementó a través del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente en materia de realojos y la edificación del entorno de 400 viviendas en Durazno, hoy tenemos 2.000 personas desplazadas menos que en inundaciones anteriores”, enfatizó Roballo.

“Se otorgaron soluciones habitacionales con todos los servicios, en el marco de una política de realojos desde zonas inundables”, abundó.

“A nosotros nos parece muy positivo, porque, además del trabajo que se hace en cada ocasión de darse este fenómeno de las inundaciones, también hay una política de fondo vinculada a evitar que en el futuro se puedan registrar nuevamente estas situaciones”, indicó.

También se ha dado muestra del buen trabajo en el departamento y en el país del Cecoed con el Sinae, porque van incorporando herramientas a partir de donaciones, como carpas con sistemas de ventilación, mucho más confortables para las familias evacuadas, que, en este momento, suman 1.400 personas.

Agregó que en campamentos hay 150, cifra que decreció notablemente y tiene que ver con una respuesta de la comunidad, pero asimismo con elementos culturales que se van incorporando en la necesidad de no establecerlos.

Los campamentos están asistidos y cuidados por los organismos del Estado, lo cual es importante para la calidad de vida de las personas y, en ese sentido, están cubiertas las cuestiones sanitarias, de alimentación y de seguridad, dijo.

Es muy importante que la población tenga presente que, antes de volver a sus hogares, primero hay que escuchar las indicaciones de las autoridades y también cumplir con condiciones sanitarias y en materia de seguridad en cuanto a electricidad, advirtió Roballo.

Fuente: Presidencia de Uruguay




About duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.