Uruguay

28 años de cárcel para sujeto que degolló a su expareja embarazada


Luego de matar a su expareja con 29 semanas de gestación, el imputado limpió la cuchilla de 15 centímetros de hoja con una frazada y se fue del lugar a pie. El horrendo crimen ocurrió el 10 de marzo de 2018 en un monte de La Coronilla. 

Según Subrayado, la jueza del Chuy, María José Camacho, condenó este jueves a 28 años de cárcel al hombre que mató a su expareja embarazada de 7 meses en el balneario La Coronilla, en Rocha.

El crimen ocurrió el 10 de marzo de 2018. Ese día de mañana, la mujer, que vivía en Castillos, fue a una cita convocada por quien había sido su pareja por 8 meses y medio.

Se encontraron en una parada de ómnibus y caminaron 300 metros hasta un monte. Allí, mantuvieron relaciones sexuales y después comenzaron a discutir. El hombre le increpó una supuesta infidelidad con el padre de sus otros hijos; lo que fue negado por la mujer.

Comenzaron a forcejear y el hombre la tiró al piso. La mujer quedó boca abajo y es ahí cuando el agresor la inmoviliza colocándose un cinto en el cuello. Posteriormente, tomó un cuchillo y se lo pasó dos veces por el cuello, lo que le provocó la muerte.

Luego de matar a su expareja con 29 semanas de gestación, el imputado limpió la cuchilla de 15 centímetros de hoja con una frazada y se fue del lugar a pie.

Caminó 4 kilómetros y enterró el arma homicida. Caminó 2 kilómetros más y llamó a su madre, a quien le contó que había matado a su ex. Enterró el celular y siguió caminando hasta la casa de su madre, donde fue detenido.

La relación de pareja era conflictiva. El 29 de enero de 2018, la Justicia había dispuesto medidas de prohibición de acercamiento y comunicación mutuo y recíproca a ambas partes, en un radio de 200 metros, por el término de 120 días.

Pese a la restricción, el hombre insistía con poder ver a su hijo que aún se encontraba en el vientre materno. Un día antes del crimen y tras una discusión telefónica, la mujer accedió a ir al encuentro que le costó la vida.

“Discutimos yo no me pude controlar, estaba caliente porque me había engañado, yo me saqué el cinto que llevaba yo le insistí en que ella me dijera la verdad y si ella lo hubiera hecho no estaría muerta, como me mintió me saque el cinto,… yo al ponerle el cinto sabía que estaba perdido porque sabía que ella me iba a denunciar, ella quedaba libre, iba criar el bebé sola y yo estaba perdido”, dijo el imputado en su declaración.

“Pero dicha intención de dar muerte a la víctima no fue a consecuencia de la discusión del momento, que mantuvieron los dos miembros de la pareja. Sino como surge de las declaraciones brindadas por los testigos ocasionales, el imputado ya dos meses antes del insuceso había decidido dar muerte a su pareja, lo que concretó finalmente el 10 de marzo”, afirmó la fiscal Sandra Fleitas en la solicitud de formalización realizada el 12 de marzo.

La Justicia de Chuy accedió al pedido fiscal y condenó a H.J.P.A, de 23 años, por un delito de homicidio especialmente agravado por la premeditación y muy especialmente agravado por el femicidio, en concurso con un delito de aborto.

FUENTE: Subrayado





About duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.