Interés General

Recordando la "Batalla de las Piedras". Por Saúl Moisés Piña


Este lunes 18 de mayo será un día de recuerdo y júbilo nacional con motivo de celebrarse el 209º aniversario de la victoria de “Las Piedras”.  Fue el triunfo militar más glorioso de la Patria Vieja, y un triunfo netamente oriental, el bautismo formal de sangre de un pueblo que inició su marcha hacia la libertad.


Esta victoria ocurrida el 18 de mayo de 1811 afianza la fe en la justicia de la causa americana y la confianza en su consolidación definitiva. Representa el primer acontecimiento que destaca a Artigas como personaje relevante y perfilan su imagen de vencedor de profundo humanismo, a diferencia de los excesos de la época.

En aquellos tiempos no se hablaba de los tan “usados” hoy Derechos Humanos. Artigas al finalizar la batalla, en una muestra de extraordinaria humanidad, no tomó personalmente la espada del jefe derrotado.

Su orden de ¡Clemencia para los vencidos, curad a los heridos, respetad a los prisioneros”, marcó un hecho inédito en aquellos tiempos, teniendo compasión para los derrotados, mostrando una faceta plenamente generosa.

Esta batalla, tiene estrecha vinculación con la grandeza del Prócer; a su talla y jerarquía militar, al grado de su selecta personalidad y a las esencias de su ser moral. Los técnicos militares afirman, que en “Las Piedras “, quedó en evidencia una batalla admirablemente dispuesta y librada, ante un enemigo superior.

También el 18 de mayo se conmemora el “Día del Ejército", una institución estrechamente vinculada al nacimiento de nuestra nacionalidad y a la existencia misma del Estado. Nuestra historia indica que de la gestión armoniosa de los hombres de armas con los grandes inspiradores cívicos, surgieron valiosas etapas de enriquecimiento y de responsabilidad en el custodio de valores esenciales, en el marco de la filosofía del Prócer.

Artigas fue uno de los más grandes hombres que tuvo el continente americano y esta tierra es  producto de su obra y los uruguayos han sido moldeados con el cincel de su ideario y desde entonces, el país ha recorrido un camino, que si bien presentó escollos, supimos superar las situaciones, mirando un mejor horizonte con espíritu de unidad.

Contamos con la ventaja que no tenemos necesidad de recurrir a caudillos o ideologías de otras tierras como inspiración para encarar la lucha por mejorar el país. Tenemos vigente el legado de Artigas, quien defendió la tolerancia ideológica, la justicia social, el amor a la Patria y el accionar del gobernante, para favorecer a los más desposeídos, de modo que: “Los más infelices sean los más privilegiados”.

El Prócer no es una leyenda, ni tampoco un mito. Es una realidad que tiene cada vez más vigencia en estos particulares tiempos que enfrentamos.

Los auspiciantes posibilitan que el servicio informativo de DURAZNO DIGITAL sea gratuito. Ahora tú también puedes contribuir a mantenerlo. Consulta cómo DONAR Aquí.



Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.