Interés General

Fortalecer las instituciones. Escribe el Dr. Felipe Algorta Brit


El Ministerio de Defensa divulgó en las últimas horas unos datos en donde se refleja el accionar de esta cartera a través de las Fuerzas Armadas que vale la pena analizar.

En estos 100 días de gobierno, las Fuerzas Armadas superaron el millón de horas de servicio en el patrullaje de frontera, en el marco de la ley 19.677 aprobada en el año 2018 por unanimidad en el Parlamento Nacional.

El ministro Javier García tomó el mando de esta cartera luego de especializarse en sus temas como diputado primero y senador después e integrando la comisión de Defensa en el Parlamento.

A los 15 días de asumir el cargo, se concretó el movimiento en la frontera, con el objetivo claro de vigilar la zona fijada en la franja de territorio nacional de 20 kilómetros de ancho contados a partir de los límites definidos en los tratados internacionales.

A través del patrullaje, la identificación de personas y control de vehículos y de la detención en caso de flagrante delito, se logró revertir el concepto de colador o tierra de nadie, dicho por propios vecinos que sintieron esa presencia.

Siendo la defensa de la soberanía, la independencia e integridad territorial el cometido fundamental de la fuerza, al igual que como la autoridad, esta debe ejercerse porque de lo contrario se pierde.

El movimiento implica una movilización de 820 efectivos por día de las tres fuerzas. Se instalaron más de mil trescientos puestos de control de ruta fijos y móviles.

Los resultados rápidamente se notaron, tanto en la sensación térmica como en los hechos. La presencia del Estado en donde siempre tuvo que estar y no estaba, pone en movimiento y genera confianza a una de las instituciones más importantes del país, sin complejos. Vaya si fortalecerá la institucionalidad y si será fundamental para combatir el delito y la corrupción.

Pero además de la ley de frontera, apareció la pandemia. ¿Y quienes estaban en la primera línea de batalla al igual que el personal médico? El personal militar.

El mismo que hace un tiempo era catalogado como “carne con ojos y uniforme” por un expresidente de la República. Vaya favor que le hizo este ciudadano a la institucionalidad del país.

La colaboración fue total, desde el punto de vista sanitario, alimenticio (con ciento cincuenta mil platos entregados a la población más vulnerable), integrando el sistema de emergencia en todos los departamentos y colaborando con horas de vuelo en la exitosa operación de repatriación de compatriotas “Todos en casa”.

Hombres y mujeres entregados a la causa y que cada tanto reciben de parte de los mismos de siempre un mensaje negativo, bajo la falsa premisa de que las Fuerzas Armadas no sirven para nada y que hay que seguir el camino de Costa Rica que suprimió su existencia.

Estamos en presencia de un nuevo tiempo. Hay un concepto distinto del poder del Estado de parte de las actuales autoridades. Confían en las instituciones y están dispuestos a llevarlas al límite si fuera necesario para que cumplan con su cometido.

El Estado no va a tirar la toalla a favor del narcotráfico, el contrabando, el abigeato ni ningún otro delito. Hay que fortalecer la institucionalidad y esta es la mejor manera de hacerlo, confiando en ellas y respetándolas.

Los auspiciantes posibilitan que el servicio informativo de DURAZNO DIGITAL sea gratuito. Ahora tú también puedes contribuir a mantenerlo. Consulta cómo DONAR Aquí.



Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.