1° de mayo: un día para la reflexión. Escribe Saúl Piña

0

La historia de la Humanidad desde la Revolución Industrial, está marcada por una constante desaparición de los trabajos tal como los conocimos y la aparición de otros que no conocemos.

En la familia uruguaya reina la felicidad y el orgullo, cuando un hijo culmina sus estudios universitarios. Recientes análisis a nivel mundial, señalan que en un futuro no muy lejano un título universitario, no abrirá necesariamente las puertas del empleo y el bienestar.

Una Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, ha publicado un estudio con proyecciones enfocadas hasta el año 2028, que aseguran, que hay empleos que en corto plazo disminuirán considerablemente. 

En la lista figuran, entre otros, los Reporteros y Corresponsales de Prensa, que tendrán una caída del 12 %.También los Profesores de Instructores de Educación Física y Secundaria de Adultos, los Especialistas en Relaciones Laborales, los Compradores y Agentes de Compra, y también los Presentadores de Radio y Televisión. 

El informe establece que las posibilidades de desempleo para recién graduados universitarios de muchas profesiones tendrán dificultades en los próximos años. Por su parte el Foro Económico Mundial, informó que millones de puestos laborales, se perderán desde ahora al año 2022, porque la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología y otros factores socioeconómicos, reemplazarán la necesidad de trabajadores humanos.

Ya se viene hablando de la “cuarta revolución industrial”, que requerirá de otras habilidades y se crearán nuevos puestos de trabajo, en función de los avances tecnológicos. Las tareas relacionadas con habilidades sociales perderán importancia, y el desafío de los sistemas educativos, será complementar la enseñanza de habilidades técnicas como la matemática y la informática, con las habilidades blandas o sociales, para que los trabajadores del futuro no muy lejano, puedan competir en el nuevo mercado laboral.

El próximo 1 de mayo se conmemora el Día de los Trabajadores. Es por lo tanto jornada de justa celebración colectiva, fruto de siglos en luchas planteadas para la obtención de mejores condiciones laborales. El trabajo honesto y realizado con responsabilidad, es la base de la salud económica y social de las colectividades civilizadas.

Este nuevo tiempo de logros tecnológicos, nos debe llamar a la reflexión, para valorar el beneficio del trabajo. También reconocer el esfuerzo del inversor privado generando fuentes laborales. Es deber hoy, encontrar los caminos para descartar el asistencialismo, ya que el Individuo que espera todo sin su esfuerzo personal o del Estado, pierde su libertad y sus aspiraciones de superación, crecimiento humano y se torna manejable.

El Día de los Trabajadores, será jornada de aspiración de ocupación digna para todos los uruguayos y el firme deseo de quienes la tienen, apliquen sus energías al fin utilitario de enriquecer el patrimonio común, haciendo un Uruguay más fraterno y pensante, en la enseñanza vigorosa del culto al trabajo y al esfuerzo personal, sin dependencias ni favores, que condicionan el espíritu y afectan la dignidad de las personas.

FELICIDADES A TODOS LOS TRABAJADORES EN SU DÍA.

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios