Variante Delta afectó a jóvenes viajeros de Montevideo, Durazno y Canelones

0

A  estar por las declaraciones de Gregorio Iraola, responsable del Laboratorio de Genómica Microbiana del Instituto Pasteur, la referida cepa fue detectada en uruguayos que retornaron al país entre el 25 de mes pasado y 15 de julio. Los afectados se recuperan en sus domicilios y sus círculos de contacto están bajo seguimiento epidemiológico. Entre los afectados hay dos personas de Durazno, informó el director departamental de Salud, Dr. Luis Ayçaguer, al programa Alternativa de Radio Durazno. 

Iraola, del Instituto Pasteur y uno de los científicos que integran el Grupo de Trabajo Interinstitucional en Vigilancia Genómica de SARS-CoV-2 responsable del hallazgo, explicó a los colegas de EL PAÍS, que todavía no puede hablarse de una circulación a escala país, porque “se trata de introducciones” puntuales de personas que fueron aisladas.
 
Solo uno de los pasajeros contagió a un familiar directo en Uruguay. El resto, hasta el momento continúa su aislamiento preventivo y cursa la infección sin grandes complicaciones. Son residentes de Montevideo, Durazno y Canelones.

Viajeros


El Ministerio de Salud Pública (MSP) estima que unos 4.000 viajaron fuera de fronteras con motivo de las vacaciones de invierno. A su regreso, 86 muestras dieron positivo al test de diagnóstico del nuevo coronavirus. Entre los casos positivos, el Grupo de Trabajo Interinstitucional ya secuenció 65 y encontró las tres variantes que la Organización Mundial de la Salud rotuló como “problemáticas” dado que su transmisibilidad es mayor: además de las 26 muestras de Delta, hubo dos de Alfa (la británica, que ya había sido hallada en Uruguay), una de lambda (la andina, que también había sido encontrada antes), 22 de Gamma (más conocida como P1, predominante en territorio nacional), y 14 de Beta (la sudafricana, que es la primera vez que se reporta).

Los 14 casos de la Beta corresponden a los tripulantes de un pesquero. Dos de esos infectados están internados, pero fuera del área crítica.

No acusar


Para evitar los dedos acusadores, como había ocurrido con la concurrente a un casamiento antes del comienzo de la epidemia local, el ministro de Salud, Daniel Salinas, evitó referirse a datos personales. Pero sí reconoció dos características distintivas: la mayoría son jóvenes y no estaban vacunados (o no habían completado su esquema de vacunación).

Según EL PAÍS, solo seis de los 86 casos tenían las dos dosis contra el COVID-19. En este sentido, Salinas dijo que esta “es una epidemia dentro de la epidemia que se da sobre los no vacunados”.

¿Y ahora qué?


En la conferencia de este sábado de noche se dijo que “la salud no reconoce fines de semana ni feriados”.
La calma que se intentó transmitir se basó fundamentalmente en un hecho: por lo que se sabe, las variantes del virus atacan principalmente a las personas no vacunadas o con el esquema de vacunación incompleto. “No hay vuelta, hay que vacunarse”.
 
“En los países que llevan más de 50% de vacunación completa (como sucede en Uruguay) se ve que la Delta aumenta un poco los casos y las hospitalizaciones, pero casi no mueve la aguja en las muertes”. 

A partir de su capacidad de transmisibilidad tan alta, esta variante termina siendo “más eficiente” que las otras y, eventualmente, las desplaza y se vuelve la de mayor circulación. En la conferencia se dijo que “es como una carrera de 100 metros llanos: el más veloz es el que gana, salvo que venga alguien que sea aún más veloz”.

A partir del ingreso de nuevas variantes, el ministro Salinas contó ayer que se comunicó con el presidente Luis Lacalle Pou y está sobre la mesa “estudiar” la posibilidad de que las personas vacunadas ahora deban permanecer en cuarentena hasta no tener el segundo resultado de PCR negativo a los siete días de haberse hecho el que es necesario para ingresar al país. Esto modificaría los protocolos que estableció el MSP en mayo, que permiten a estas personas no permanecer en aislamiento. Salinas agregó que la modificación está “a consideración en forma rápida”. Entre los cambios, además, se impondría la cuarentena también a los viajeros menores de ocho años.

Dada la circulación comunitaria del virus, en un mundo que lleva menos del 13% de la población completamente vacunada, es esperable que el virus siga mutando, dijo el Salinas. No solo eso: “Quizás la enfermedad se vuelva endémica, como sucede con la gripe”.

Vacunas efectivas


La buena noticia es que las vacunas que se administran en Uruguay demuestran efectividad ante las nuevas variantes. El MSP recibió el jueves un informe chileno que señala que la cantidad de anticuerpos circulantes tras las dos dosis empieza a caer con el tiempo, lo que abre la hipótesis de la necesidad de una tercera dosis. De todas maneras, estos anticuerpos protegen contra la Delta (aunque con un poco menos de efectividad).

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios