Ministerio de Industria fortalece con medidas y creación de fondos a la producción nacional

0

En Uruguay, 17.000 industrias constituyen el 9% de las empresas del país y, de ellas, el 99% son pequeñas y medianas. En 2020 generaron 124.300 puestos de trabajo, el 9% del empleo. Para respaldar al sector, el Ministerio de Industria creó los fondos de electrónica y robótica, vinculación tecnológica, biotecnología y el fondo Naranja, además continúa el Fondo Industrial, detalló el subsecretario de la cartera, Walter Verri.


La Cámara de Industrias del Uruguay (CIU) celebró su 123.° aniversario, este viernes 12, en una ceremonia presenciada por la vicepresidenta de la República, Beatriz Argimón; el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado; el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres; el subsecretario de Industria, Energía y Minería, Walter Verri; el subsecretario de Salud Pública, José Luis Satdjian; y el presidente de la CIU, Alfredo Antía.

En su oratoria, Verri mencionó el impacto del sector en la economía, con un producto bruto interno de 6.500 millones de dólares y exportaciones agroindustriales que superaron los 7.000 millones de dólares, correspondiente al 87,6 % de los bienes exportables de Uruguay. Los destinos de exportación han sido China, los países que conforman el Mercosur, Estados Unidos, México y algunos miembros de la Unión Europea (UE).

La evolución de los sectores industriales en el último cuatrimestre se divide en cuatro categorías: la primera categoría, dedicada a maquinarias, plásticos, caucho, automotriz y alimentos, está compuesta por los sectores recuperados y transita una trayectoria de crecimiento, especificó el subsecretario. La segunda está compuesta por sectores que muestran los primeros meses de crecimiento, como minerales no metálicos, las refinerías, el papel y los químicos, dijo.

Además expresó que el sector en recuperación que no logra igualar los niveles anteriores a la pandemia está integrado por el sector de equipos eléctricos, electrónicos y reparación; mientras que en la cuarta categoría ubicó a los sectores textiles, bebidas, cueros, impresión, vestimenta y electrónica. Estos últimos han recibido beneficios vinculados a las compras públicas, especificó el subsecretario.

Antes de la pandemia, 46.000 trabajadores se encontraban en el seguro de desempleo, número que se elevó a 186.000 durante la pandemia. La cifra comenzó a disminuir en mayo pasado hasta alcanzar una meseta de 75.000 a partir de noviembre.

Verri destacó que se trabaja para incrementar la cantidad de pequeñas y medianas empresas (pymes) con perfil exportador. Además, mencionó que se desarrollan actividades con nuevos modelos productivos vinculados a sostenibilidad, desarrollo, economía circular y economía verde. Asimismo, que se apoya a empresas a través del Fondo Industrial con fondos no reembolsables. También que se apoyan acciones tendientes a la diversificación de la estructura productiva, con agregado de valor mediante la innovación aplicando conocimiento y tecnología de forma sostenible a las cadenas productivas.

Otro estímulo al que se refirió es el Fondo de Electrónica y Robótica, originado por el intercambio con el sector privado desde el Consejo de Electrónica. Verri también mencionó al Fondo de Vinculación Tecnológica 2021, que se suma al paquete de instrumentos disponibles de la Dirección Nacional de Industria.

Otro de los programas mencionados por el subsecretario es el Fondo de Biotecnología 2021, sector estratégico por su generación de valor y por su rol de competitividad, al ser incorporado a los procesos de producción tradicional.

El Fondo Naranja impulsa a las industrias creativas para cofinanciamiento de diseño, desarrollo e implementación de proyectos piloto. La economía naranja, explicó, es el grupo de actividades a través de las cuales las ideas se transforman en bienes, servicios culturales y creativos, todos protegidos por el derecho de la propiedad intelectual.

Anunció que el año próximo quedarán instalados y en funcionamiento dos centros tecnológicos en el interior de Uruguay, dirigidos a la cadena forestal maderera y la bioeconomía. Los centros serán financiados por el Fondo de Innovación Sectorial, fideicomiso integrado junto a la empresa UPM que se suma a la cadena de producción, acción que permitirá el desarrollo de proyectos también de la Agencia Nacional de Innovación e Investigación (ANII).


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios