Productor rural de Canelones, carniceros y empleados procesados por cuantiosa faena clandestina: video del MIN

0

La Dirección Nacional de la Seguridad Rural incautó 1.730 kilos de carne producto de la faena clandestina. La investigación comenzó en agosto a raíz de una denuncia anónima sobre faena clandestina en una chacra del departamento de Canelones.


Durante  la operación “Medianoche" un productor rural de la zona de Progreso fue identificado como el encargado de faenar los animales de su propiedad, que luego vendía a comerciantes y vecinos de la zona. En el establecimiento había acondicionado una habitación para faenar y utilizaba una camioneta para realizar las entregas.

Efectivos de la Dirección Nacional de la Seguridad Rural también identificaron cuatro carnicerías en Las Piedras, Progreso y Joanicó, donde vendía la carne y a particulares que levantaban lo faenado en el propio establecimiento del indagado; incluso algunos elaboraban productos para la venta.

Desde agosto a la fecha, el investigado comercializó más de 10 toneladas de carne de manera irregular. Hasta que, el miércoles 22 de diciembre la Policía realizó allanamientos -en coordinación con inspectores del Instituto Nacional de Carnes- en cuatro comercios.
Producto de las inspecciones se decomisaron 90 corderos, 5 lechones, 1 ternero, vísceras, recortes varios de bovinos, ovinos y suinos, queso de cerdo, chorizos y salchichones.

En total se incautaron 1.730 kilos, además de 17 cueros lanares, cuatro freezers, cuatro heladeras, cuatro balanzas, dos sierras de cortar carne, dos máquinas de picar carne y herramientas varias usadas para la faena clandestina y elaboración de productos.

En las inspecciones se detuvo a siete personas: el productor rural indagado, tres dueños de comercios, dos vecinos que elaboraban productos derivados de la carne y el empleado de una de las carnicerías, encargado de recibir y realizar las coordinaciones para la entrega de la carne. 

Puestos a disposición de la Fiscal Letrada de 3° Turno de las Piedras y el Juzgado Letrado de Las Piedras de 8° turno, los siete detenidos fueron condenados: el dueño del establecimiento deberá cumplir una pena de 12 meses de prisión domiciliaria por reiterados delitos de faena clandestina, mientras que los otros seis detenidos deberán cumplir penas de entre tres y ocho meses de prisión en régimen de libertad por reiterados delitos de ofrecimiento comercial o venta de sustancias peligrosas para la salud, adulteradas o desnaturalizada.

Los productos cárnicos incautados fueron entregados a ONGs y zoológicos de la zona, según datos difundidos por el Ministerio del Interior. 


INICIO

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios