24Siete / Podcast del sábado 2 de julio.


Mides incrementa prestaciones a hogares vulnerables con foco en primera infancia

0

A partir del mes de enero, el Bono Crianza de productos para primera infancia llegó a más de 25.000 hogares.


El Bono Social Mides-UTE incluyó bonificaciones de hasta un 90% a más de 113.000 hogares. Se eliminó el límite de 11.400 pesos per cápita para mantener una asignación familiar y un trabajo formal al mismo tiempo. Hay más técnicos sociales trabajando en el territorio, afirmó el ministro Martín Lema.

Este lunes 14, en entrevista con Comunicación Presidencial, el titular de Desarrollo Social explicó que en la Rendición de Cuentas votada en 2021 se incrementó en 50 millones de dólares el trabajo en primera infancia, de los cuales 30 millones corresponden a la referida cartera estatal.

A partir de enero, se concretaron nuevas medidas para el desarrollo de políticas destinadas a primera infancia. Se implementó el Bono Crianza, prestación económica focalizada en productos para los primeros años de vida en hogares que incluyen niños de 0 a 4 años que están en situación de vulnerabilidad socioeconómica. Desde el primer mes de 2022 esa prestación llegó a más de 25.000 hogares del país.

El detalle del número de hogares beneficiarios por departamento es el siguiente: 1.111 en Artigas, 1.337 en Rivera, 916 en Cerro Largo, 324 en Treinta y Tres, 315 en Lavalleja, 494 en Rocha, 398 en Florida, 995 en Tacuarembó, 700 en Maldonado, 8.669 en Montevideo, 3.994 en Canelones, 433 en Durazno, 869 en San José, 613 en Colonia, 100 en Flores, 584 en Soriano, 464 en Río Negro, 1.721 en Salto, y en Paysandú serán 1.146.  

El Bono Crianza se acompaña de otras medidas, señaló Lema. En tal sentido, el Mides está en etapa de selección, luego de un llamado público, para la incorporación de más de 130 técnicos que fortalecerán el acompañamiento presencial a través de teleasistencia. También se incorporaron técnicos en las maternidades públicas para profundizar el diagnóstico social de recién nacidos y sus hogares, a efectos de conocer si requieren o no prestaciones.

Además, se implementaron becas de inclusión socioeducativa para niños que no cuentan con centros de atención a la infancia y la familia (CAIF) cercanos a sus domicilios o para quienes el horario no se ajusta a las necesidades laborales de la familia. Las becas posibilitan que concurran a jardines privados para contar con los cuidados necesarios.

Desde enero, también hay otras medidas complementarias como el Bono Social que el Mides impulsó junto a UTE, que otorga beneficios a hogares vulnerables. Las bonificaciones alcanzan hasta un 90%. "Se superaron los 113.000 hogares que entran dentro de este Bono Social", dijo Lema. Además enfatizó que esta acción es un incentivo para quienes regularizaron su instalación eléctrica y para quienes pretenden hacerlo. Los ciudadanos reciben de esta forma energía eléctrica de mayor calidad y evitan accidentes domésticos.

Asimismo, rige desde inicios de este año la eliminación del límite de 11.400 pesos per cápita que existía para mantener una asignación familiar y un trabajo formal al mismo tiempo. "Ya no corre más ese límite", puntualizó. Este nuevo beneficio abarca a más de 800.000 personas. La nueva medida permitirá que participantes del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) puedan acceder a nuevas oportunidades laborales formales.

Lema explicó que las prestaciones otorgadas por la secretaría de Estado se miden por el índice de carencias críticas. Esta variable permite saber qué prestaciones requieren las familias en situación de vulnerabilidad luego de diferentes visitas y trámites por parte de los operadores sociales.

Se puede acceder, por ejemplo, a la Asignación Familiar del Plan de Equidad; a la Tarjeta Uruguay Social en la modalidad simple o doble de acuerdo a las carencias; al refuerzo del Bono Crianza para niños de 0 a 4 años; o al Bono Social vinculado a UTE para bonificación en las tarifas.

El jerarca explicó que el ministerio sustituyó modelos de trabajo en el territorio. En ese contexto, se triplicará la hora por técnico, se pasará de 10 a casi 30 horas semanales. En total se sumarán más de 230 técnicos a los distintos trabajos que se desarrollan en el área primera infancia.

INICIO


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios