MGAP y Ambiente financiarán gestión de efluentes de 200 tambos en Cuenca del Río Santa Lucía

0

Este lunes 5, el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca (MGAP) y el de Ambiente presentaron el llamado a productores lecheros de la Cuenca del Río Santa Lucía interesados en participar del proyecto Sistemas Agroecológicos y Resilientes en Uruguay (SARU). La iniciativa recibirá aportes del Banco Mundial, y los productores recibirán entre 14.000 y 16.000 dólares cada uno para gestionar el tratamiento de los efluentes.

La actividad se desarrolló en la sede central del MGAP, con la presencia del ministro, Fernando Mattos; el ministro de Ambiente, Adrián Peña; la representante del Banco Mundial, Celia Ortega, y el director de la Unidad de Gestión de Proyectos, Javier Aznárez. También participaron los directores de Recursos Naturales, Martín Mattos; y de Desarrollo Rural, Carlos Rydstrom; el presidente de Conaprole, Gabriel Fernández, y el presidente de Instituto Nacional de la Leche (Inale), Juan Daniel Vago. 

Mattos afirmó que el llamado representa la continuidad de una política ya aplicada por la secretaría estatal, que permitirá que 200 nuevos tambos ubicados en zona de alto riesgo de incidencia ambiental de la Cuenca del Río Santa Lucía accedan a una ayuda financiera para mejorar el tratamiento de los efluentes. Añadió que la inversión totaliza un valor aproximado a los 3,5 millones de dólares y que se estima entre 14.000 y 16.000 dólares para cada productor.

Sostuvo que esto permite preservar la principal fuente de agua potable, que abastece al 60% de la población del país, y evitar en cierta medida la contaminación de los suelos, todo en concordancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El jerarca afirmó que se podrá intensificar la producción, asegurar la defensa de los recursos naturales y adoptar medidas de sostenibilidad en los procesos. En el mismo sentido, destacó la importancia de los sistemas productivos sostenibles y la búsqueda de alternativas agroecológicas.

A su turno, Peña explicó que hay unos 1.100 tambos en la cuenca, de los cuales 400 incluyen planta de tratamiento de efluentes. Además recordó que el llamado permitirá incorporar 200 más, con lo que se superará el 50% del total. Señaló que se debe mejorar el tratamiento de efluentes de las salas de ordeñe de los tambos porque se trata de un componente que involucra a la calidad del agua.

Remarcó la continuidad de las políticas en materia ambiental y señaló que el objetivo es profundizar el trabajo interinstitucional, con énfasis en el desarrollo productivo sostenible y responsable.   

Por otra parte, destacó el trabajo conjunto con Inale y explicó que en los próximos días firmarán un acuerdo para la generación de mecanismos por los cuales los productores que cumplan con un correcto tratamiento de los efluentes obtengan beneficios tales como créditos con tasas o plazos favorables y mejores precios.

El ministro indicó que parte de esta iniciativa es generar un mecanismo virtuoso para que, de manera voluntaria, se incorpore la variable ambiental.

Por último, Ortega destacó el compromiso de la institución, a través del apoyo de objetivos de desarrollo económico, social, de resiliencia, de cambio climático y de gestión sostenible del ambiente. Explicitó la importancia de promover la sostenibilidad de la producción agropecuaria en Uruguay y agregó que esta colaboración permite generar conocimientos, así como colaborar con desafíos similares en otras regiones.  IR A PORTADA 

Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios