Actualidad

🎄 En el Día de la Familia. 👉 Escribe Saúl Piña


En la vida civilizada funcionan muchas instituciones tradicionales, que aportan motivos sentimentales, de esperanza y de valores espirituales. 
Una de las más arraigadas en el alma de los pueblos desde los tiempos remotos, es la de la familia, fundamento de la organización de la vida en comunidad, fuente del derecho y a la vez de elevadas inquietudes sociales, que motivan la legislación de los países, con sentido de solidaridad humana, para la protección del niño y la mujer, como auténticos representantes del amor y de la esperanza .

La familia es la institución crisol de los valores, que será la más valiosa herramienta con que cuentan los seres humanos para el mejor tránsito por ese camino de ida que es la vida.

El próximo viernes 25, será el día en que la familia uruguaya superando las diferencias raciales, políticas, ideológicas o religiosas, habrá de reunirse para la celebración, que tiene tanto de amor como de calor humano, análisis, reflexión, emotividad e inevitable melancolía, por los seres queridos que ya no están en lo físico, pero que permanecen en ese lugar tan especial, que custodiamos los recuerdos más valiosos.

Nochebuena y Navidad significan esencialmente, la pausa histórica de la cotidiana tarea de existir, en un mundo cada vez más complejo. Será la instancia apropiada para que el hombre se reúna con los suyos y a través del dialogo, de un abrazo, de una sonrisa, de una mirada o de un silencio compartido, se recobren las vivencias que hacen a su propio tránsito vital. 

En esta oportunidad en el Uruguay será distinto por imperio de la pandemia que nos azota y que merece particular atención y responsabilidad, acatando las recomendaciones que las autoridades sanitarias han establecido.

En realidad todos los días deberían serlo de la familia, pero esas fechas que significan tan profundo estado espiritual, tienen la virtud de pautar momentos claves al cabo de un año más, con todas sus secuelas de logros y frustraciones, de quimeras. Este 2020 que se va, tiene una gran carga de esperanzas para el que viene, de poder superar esta crisis que golpea a todos por igual.

En cada rincón del mundo, se vivirán escenas de emotividad, fraternidad y amor, y hasta en aquellos lugares donde todavía asoma la violencia y el enfrentamiento entre hermanos. No hay duda que el hombre sigue siendo la medida universal de todas las cosas y superando los fantásticos logros de la tecnología, de las ambiciones humanas, de las ansias incontrolables de poder; de injusticias y muerte, en Navidad se reaviva la llama de la fraternidad universal, del amor que siempre es mucho más que un mero vocablo.

Aprovechemos este tiempo, para la reflexión intima, de encuentro con nosotros mismos, intentando ahondar en el sentido último de nuestra particular existencia; para comprender que es yendo hacia los otros, en permanente actitud de humildad, solidaridad y tolerancia, donde está el camino de la verdad humana.

¡ Feliz Navidad para todos los duraznenses! 🎄

Los auspiciantes posibilitan que el servicio informativo de DURAZNO DIGITAL sea gratuito. Ahora tú también puedes contribuir a mantenerlo. Consulta cómo DONAR Aquí.


Autor duraznodigital

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comenta responsablemente

Con la tecnología de Blogger.